Algunas recomendaciones fundamentales para prevenir los golpes de calor en personas mayores.

  • Se recomienda beber abundantes líquidos (agua preferiblemente), de 2 a 4 vasos por hora. No se recomienda que las bebidas estén muy frías. Deberá beberse de manera constante y a sorbos.
  • Esta desaconsejada la hidratación con alcohol, bebidas gaseosas o cafeína.
  • Se recomiendan comidas ligeras, y evitar las comidas con abundantes grasas y pesadas.
  • Si se encuentran en la calle deberán protegerse del sol con sombrero y gafas de sol. Usar ropa ligera y transpirable. Aprovechar las zonas de sombra, no permanecer mucho tiempo bajo el sol.